fbpx

5 alternativas a la harina de trigo tradicional

No es ningún secreto que además de la harina tradicional de trigo, hoy en día encontramos en el super multitud de tipos de diferentes cereales. Pero lo que no tanta gente sabe es que hay muchas opciones más allá, como por ejemplo las harinas de legumbres como la de garbanzos, arroz o trigo sarraceno ¿Sabías que existían? 

¿Por qué elegir solo una?

Cuando pensamos en unas galletas o en una baguette, pensamos automáticamente en harina de trigo tradicional; y es normal, hace unos años sólo encontrábamos esta harina en el supermercado y para encontrar algo diferente había que irse a centros especializados y a un coste muy alto. Pero hoy día tenemos a nuestro alcance un sinfín de harinas que nos aportan diferentes nutrientes, texturas y sabores para darle un punch a nuestra cocina. 

¿Para qué sirve cada harina?

No todas las harinas sirven para hacer los mismos platos, hay que saber que cocinar con cada una de ellas para no hacer un destrozo en la cocina ( y en el estómago de nuestros comensales). 

Además los celiacos están de enhorabuena, ya que muchas de estas harinas no contienen gluten. 

Os mostramos 5 de ellas para que podáis sacar a vuestro chef del armario 😉

Harina de maíz

Esta harina no es una recién llegada, lleva años en los supermercados, sobre todo la maicena (la fécula de maíz), que se utiliza principalmente para espesar salsas tipo bechamel o para repostería. No contienen gluten. También encontramos otro tipo de harina de maíz, más gruesa, se elabora a partir de maíz precocido y secado.Esta es la utilizada para hacer arepas, plato de origen venezolano/colombiano y muy consumido también en Canarias. ¿Habéis probado a hacer arepas en casa? ¡Haremos otro post con una de estas recetas!

Harina de garbanzo

La gran aliada de los veganos, ya que es un gran sustituto del huevo en algunos platos tradicionales como la tortilla de patatas. Los veganos cambian el huevo por esta harina mezclada con agua, lo que le da la consistencia necesaria para hacer la tortilla y creednos, ¡está riquísima!

Se hace a partir de la molienda del garbanzo seco, tampoco contiene gluten y tiene un alto contenido en proteínas, es muy versátil y seguro se va a convertir en una indispensable en nuestra cocina. La puedes utilizar para rebozados, crêpes o muffins salados, por ejemplo.

Harina de trigo sarraceno

No te dejes engañar por su nombre, ¡porque no es trigo! Y no contiene gluten. Es muy utilizada en Bretaña para hacer el típico crêpe bretón. Este pseudo-cereal tiene proteína vegetal completa ( es decir, contiene todos los aminoácidos esenciales), es alto en fibra y en vitaminas E, B1, B2, B6 y B9, y minerales, potasio, fósforo, calcio, azufre, zinc y selenio.

Al ser una harina muy densa, se recomienda usarla en proporción máxima de un 30-40% en recetas de repostería o panadería para que el pan o el bizcocho suban como es debido y sigan siendo esponjosos. Por ejemplo podemos mezclarlo con harina de centeno o arroz. Y vamos a ver esta última.

Harina de arroz

Tampoco contiene gluten y prácticamente no da sabor, lo que es ideal como espesante de salsas por ejemplo o en las fórmulas de leche de bebés. Para hacer panes o bizcochos se suele mezclar con otras harinas. Es perfecta para rebozados, ya que al no absorber mucha agua, queda una capa fina en el alimento y lo deja, al freír, muy crujiente. ¿Os animáis con un tempura de verduras con harina de arroz?

Harina de centeno

Esta harina necesita poca presentación, es de sobras conocida. El pan de centeno integral tiene la característica de durar más tiempo fresco, dándole una miga más oscura. Es el ingrediente básico del pan de jengibre típico en Francia o el norte de Europa. Sí que contiene gluten, así que celíacos o intolerantes al gluten tienen que abstenerse.

Es ideal para enriquecer platos tradicionales como unas albóndigas o hacer la base de pizza con esta harina.

Otras harinas

Hay muchas otras harinas, de guisantes, banano, kamut, quinoa, teff… variedades todas ellas con multitud de propiedades que darán un toque diferente a tus platos. 

¿Un banana bread con harina de banano verde? ¿O un falafel con harina de guisantes?

¡Nunca la cocina innovadora había estado tan al alcance de nuestra mano!

¿Os habéis descargado ya la app de El CoCo? ¡Cuéntanos tu opinión!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>